Celebra con nosotros el Día Mundial de la Paella

Día Mundial de la Paella

Hoy, 20 de septiembre, se celebra el Día Mundial de la Paella, probablemente el plato más internacional de la gastronomía española y, con toda seguridad, el más popular de la valenciana y de la dieta mediterránea.

¿Cuáles son los secretos de su enorme éxito? La verdad es que son muchas las razones por las que esta receta ha conquistado tantos y tantos paladares en todo el mundo. En primer lugar, podríamos hablar de la acertada combinación de sus ingredientes y de su característico sabor, pero también de sus propiedades beneficiosas para la salud. Asimismo, refuerza su atractivo el hecho de que es un plato que se puede preparar con diferentes ingredientes. Así que cada uno puede tener su paella favorita… Eso sí, siempre con el omnipresente arroz como elemento estrella, aglutinador y extraordinario conductor de sabores.

Breve historia de la paella

La primera referencia escrita sobre paella (en un primer momento llamada “arroz a la valenciana”) de la que se tiene constancia data del siglo XVIII. Su origen hay que situarlo en el marjal de la Albufera de Valencia. Por ello, al principio, se cocinaba este arroz con anguilas y otros ingredientes propios de esta zona. Al poco tiempo, en otros lugares comenzó a utilizarse carne de pollo y conejo, e incluso de pato.

Muy pronto se extendió al resto de regiones españolas y conoció diversas variaciones. De forma tradicional, la paella se cocina sobre un fuego hecho con leña. Es el plato de cabecera para celebraciones o días festivos en muchos hogares valencianos y españoles.

El nombre viene del recipiente o el tipo de sartén donde se cocina este plato, que se llama “paella”, y que a su vez proviene del latín “patella”. Al parecer, con este término se denominaba a un tipo de vaso pequeño que los romanos usaban como ofrenda a los dioses en determinados sacrificios.

Tipos de paellas

Nada más lejos de nuestra intención que alentar polémicas inútiles en torno a este exquisito plato. Hay muchos fundamentalistas de la paella, que no admitirán la menor variación, tantos como transgresores gratuitos que añaden a la paella cualquier ingrediente (y que no conseguirán que sus preparaciones sean calificadas como “paella” por los buenos aficionados, sino más bien como “arroz con cosas”).

Pero vayamos, nunca mejor dicho, al grano: si preguntamos en Valencia cuáles son los tipos de paella más populares nos hablarán, sobre todo, de estos dos:

  • Paella de pollo y conejo: es la más popular y la que suele prepararse en cualquier casa valenciana un sábado o domingo.
  • Paella de marisco: también muy popular, cuenta con muchos partidarios y se consume frecuentemente, tanto en domicilios como en restaurantes de la Comunitat Valenciana.

En la misma comunidad autónoma se pueden encontrar una gran variedad de arroces que harán las delicias de cualquier amante de este ingrediente básico, con una preparación muy parecida y cocinados en una paella. Entre muchos otros:

  • Paella de verduras: prescinde de carne o marisco e incorpora más verduras, como calabacín, espinacas o zanahoria.
  • Arroz a banda: una receta típica de los poblados de pescadores, habitual en la costa valenciana, con sepia, gambas y calamares. Recibe ese nombre porque, tradicionalmente, se servía el arroz “aparte” (traducción de “a banda”).
  • Arroz del senyoret: en este plato el marisco que acompaña al arroz se sirve ya pelado.
  • Arroz negro: el color del arroz proviene de la tinta del calamar.

La paella, un plato equilibrado y saludable

Todos los ingredientes de la paella conviven en armónico equilibrio nutricional, proporcionándonos proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Repasemos someramente los beneficios de cada uno de ellos:

  • Arroz: nos aporta vitaminas D, B1 y B2 y minerales como el hierro y el calcio, además de fibra.
  • Pollo: la carne de pollo es rica en proteínas de alta calidad, aparte de contener vitaminas del complejo B y minerales como magnesio, potasio, fósforo y zinc.
  • Conejo: la carne de conejo es una carne baja en grasas y también con un gran aporte de vitaminas y minerales (de nuevo, magnesio, zinc y potasio).
  • Verduras: las judías verdes y el garrofón presentan un alto contenido en fibra.
  • Marisco: si preferimos la paella de marisco en lugar de la de pollo y conejo, este ingrediente nos aporta proteínas de alta calidad, vitamina A, E y B, ácidos grasos Omega 3 y minerales (potasio, sodio, yodo, fósforo, magnesio, calcio, selenio….).

¿Qué arroz se utiliza para la paella?

Las variedades tradicionales para cocinar en la paella han sido las de tipo Sénia y Bomba, por sus buenas cualidades en la absorción del sabor y el aroma, así como  las propiedades de firmeza y soltura de su grano.

No obstante, si quieres profundizar en el tema de los arroces valencianos y aprender a diferenciarlos, en este enlace te explicamos todas las variedades que se agrupan bajo la Denominación de origen “Arroz de Valencia”.

Para celebrar este día especial como se merece, si quieres tener una visión mucho más amplia sobre el mundo de la paella y la cocina del arroz, te recomendamos nuestro curso “Paellas y arroces gourmet: caldosos, secos y melosos”. Nadie mejor para impartir un curso sobre la innovación y la tradición mediterránea en el arroz que la chef María José Román, cocinera con 1 Estrella Michelin del restaurante Monastrell de Alicante especializada en arroces, que te propone siete recetas en las que el arroz es el protagonista estelar.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *