Cómo usar correctamente la manga pastelera

La manga pastelera es una herramienta imprescindible en el mundo de la pastelería y repostería, con la que se logran decoraciones llamativas y sugerentes. Aunque a veces cuesta pillarle el truco a este utensilio, en realidad su utilización es sencilla. La tenemos asociada sobre todo al mundo de los postres dulces, que es su campo de acción más habitual (tartas, pasteles, galletas…), pero la manga pastelera también puede usarse en la decoración de platos salados con resultados espectaculares.

A lo largo de este artículo vamos a explicarte su uso correcto, un poco de historia, diferentes tipos…

Definición de manga pastelera

Se denomina manga pastelera al utensilio de cocina que se presenta en forma de bolsa cónica con una parte más ancha y otra más estrecha, ideada para introducir el relleno a través de la primera. En la más estrecha se coloca la boquilla que va a dar forma al decorado.

Un poco de historia

Aunque no hay muchos datos sobre su origen, parece existir consenso en que su inventor fue el gastrónomo y chef francés Marie-Antoine Carême, uno de los grandes impulsores de la alta cocina, que también inventó el uniforme de cocinero.

Tipos de mangas pasteleras

  • De papel: hechas con papel vegetal o de hornear. Son desechables y resultan muy útiles en trabajos que requieran bastante precisión, como rellenar galletas o decoraciones sutiles. Se pueden utilizar cortando la punta o con boquillas.
  • De plástico: también desechables, disponibles en rollos o paquetes y en varios tamaños. Se suelen utilizar con boquillas o adaptadores y con ellas se trabaja cualquier material.
  • De tela: hechas con algodón, nailon o poliéster, reutilizables ya que se pueden lavar. Aptas para su uso en cualquier trabajo decorativo en repostería. Perfectas para hacer churros por su resistencia a la presión, si le acoplamos una boquilla de estrella abierta.
  • Otros tipos: hay mangas más modernas en forma de jeringa, por ejemplo, confeccionadas con materiales como silicona y plástico, que se limpian fácilmente.

Tipos de boquillas

El accesorio más importante asociado a una manga pastelera es la boquilla. Las hay metálicas, hoy en día ya anticuadas por sus problemas de oxidación; y de policarbonato, más fáciles de mantener. Además, diferentes tipos dependiendo de su forma:

  • Boquillas lisas: de gran versatilidad, ideales para decoraciones en forma de gotas o lágrimas.
  • Boquillas de estrella: muy útiles para otorgar volumen, en forma de rosas decorativas o adornos de cupcakes; también para churros. Hay una gran variedad: más cerradas, más estrechas, más abiertas…
  • Boquillas planas: de diferentes tamaños,se utilizan para diseños en zig-zag.
  • Boquillas Saint Honore: originaria de Francia, ideal para decorar con formas triangulares.
  • Boquillas especiales: existen otras boquillas para realizar distintos diseños, por ejemplo en forma de flor, etc.

Se suele usar un adaptador de boquillas, con el fin de que que la boquilla quede bien sujeta y evitar roturas.

Aprende a preparar los “Clásicos de la Pastelería Tradicional” con este curso online impartido por el chef y maestro pastelero y chocolatero Daniel Álvarez.  Necesitarás dominar la técnica de la manga pastelera para conseguir dar forma a muchos de ellos. Además, con el “Curso Online Técnicas y Texturas de la Repostería Creativa” de David Gil, jefe de creatividad de pastelería del restaurante Tickets de Albert Adrià (Grupo elBarri), prepárate para sorprender con los postres más originales. Una de las herramientas que debes manejar para preparar muchas de estas recetas es, cómo no, la manga pastelera.

La técnica de uso de la manga pastelera

  • Coloca la boquilla en la manga pastelera: para ello debes fijar el lugar donde se encontrará el adaptador de boquillas, marcar y recortar la manga pastelera por su zona más estrecha, volver a poner el adaptador en el lugar de acoplamiento y, a continuación, colocar la boquilla.
  • Rellenar la manga pastelera: para ello hay que sostener la bolsa con una mano y doblar la parte superior del cono. De esta forma, se facilita el acceso a su interior. También puede usarse un vaso u otro recipiente para llenar más fácilmente la bolsa con la preparación. Utilizar una espátula de silicona o un cortador de masa para ayudarse en la operación. Cuidado con llenar mucho la bolsa para evitar que salga por arriba cuando presionemos. Desdoblar la parte de arriba para compactar. Procurar que el contenido quede uniforme y sin bolsas de aire. Cerrar la bolsa presionando hacia abajo y retorcer su zona superior, se puede fijar con gomas o pinzas.. Dejar salir por la boquilla un poco de crema y, de paso, el aire acumulado.
  • Decorar: para comenzar a decorar, presionar sobre el cono y mover la manga en pequeños círculos.
  • Posición de la manga para decorar: en posición de 90 grados cuando se van a hacer decorados planos , estrellas, flores. Si se trata de escritura o bordes, se utiliza en ángulo de 45 grados.

La principal dificultad, sobre todo al principio, puede encontrarse en el momento de repartir, de conseguir distribuciones regulares y bien formadas evitando el goteo. Cuesta dominarlo, pero pronto se obtienen resultados motivadores.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *