BLOG

Conoce la versión básica del guacamole mexicano y sus variantes más populares

Guacamole

Aprende de los mejores

El guacamole brilla con luz propia en el contexto de la cocina internacional. Es una de las salsas imprescindibles a la hora de dipear. Se elabora, fundamentalmente, a base de aguacate, un alimento originario de la zona central y sur de México, rico en grasas saludables.

Al parecer, esta salsa tan nutritiva viene consumiéndose desde aproximadamente el año 1200 d.C. Ni más ni menos que desde los tiempos de los aztecas. De hecho, ellos le llamaron “ahuacamolli”, mezcla de los vocablos “ahuacatl” (aguacate) y “molli (salsa).

Según la leyenda, el dios tolteca Quetzalcoatl fue el que concedió a los humanos el guacamole, ya que se consideraba que tenía propiedades afrodisiacas.

Cuál es la receta original del guacamole

Existe una receta básica del guacamole, de la cual derivan todas sus variantes. Originalmente, este plato fundamental de la cocina mexicana se elaboraba con aguacate, agua, tomate picado, chile jalapeño, limón o lima. Con el tiempo se han añadido otros ingredientes, como la cebolla o el cilantro.

Sin embargo, existe cierta confusión sobre los ingredientes que lo componen, sobre todo respecto a la utilización del tomate en su preparación. Muchas voces sostienen que la versión original no lleva tomate. Afirman que el uso del tomate es un error de traducción al español, ya que el tomatillo o tomate verde mexicano es, en realidad, una fruta mexicana, de color verde y sabor ácido, diferente al tomate rojo que allí se denomina jitomate.

Controversias aparte, la verdad es que el tomate hace que la salsa sea más acuosa. Es por ello que en México mucha gente prescinde de este alimento para tener una preparación más consistente. Lo que hay que tener muy claro es que el aguacate es el ingrediente fundamental, aunque el tomate (o jitomate) también pudiera figurar en la receta original, pero siempre debe estar en un segundo plano.

De todas formas, dependiendo de la ubicación geográfica, la receta ha evolucionado de formas muy distintas. Asimismo, también el uso de esta salsa varía de una localización a otra. Por ejemplo, en México se usa como salsa picante para acompañar tacos, tortas o carnes rojas. Por su parte, en Venezuela y en Colombia es típico combinarla con carnes asadas. Sin embargo, en Estados Unidos, por ejemplo, se elimina el chile y se añade mayonesa en una preparación que ya no es considerada guacamole por los puristas.

Algunas de las variantes más populares del guacamole

Guasacaca

Es el guacamole típico de la gastronomía venezolana. Se elabora con aguacates, cebollino, cilantro, aceite de girasol o maíz, un diente de ajo, zumo de limón, pimienta negra y sal.

Guacamole colombiano

Es bastante similar al original, aunque varía en sus ingredientes. Se elabora con aguacates y tomates maduros, cebolla, aceite de oliva virgen, tabasco y sal. Se obtiene una textura cremosa y suave.

Guacamole con queso

Es una de las variantes más populares, ideal para dipear con nachos y patatas. Basta con añadir queso rallado tipo cheddar y especias a la receta tradicional.

Guacamole con salmón ahumado

Menos conocida, pero la combinación de sabores del aguacate con el salmón ahumado es deliciosa. 

Guacamole con atún

Incluso en México suele ser frecuente preparar aguacates rellenos de atún, ya que su proteína y su sabor combina muy bien con las propiedades del aguacate. Por ello, incorporar el atún a la salsa guacamole es otra posibilidad muy sugerente.

Guacamole con mango

Basándose en el guacamole clásico mexicano se agrega mango picado o cortado a la receta y se sazona, obteniendo una mezcla de sabores dulce y picante a la vez.

¿Quieres conocer la Cocina callejera Mexicana? Es la propuesta que te hace Paloma Ortiz, chef mexicana y consultora F&B, a través de su curso online. Descubre la esencia de este tipo de cocina a través de preparaciones muy visuales, un festival de olores y sabores. Aprende a preparar unos antojitos (aperitivos) hechos con masa (tlacoyos y gorditas), camarones asados, elotes con crema y mangos con chile. Aparte del desayuno guajolota, la bebida atole, pambazos de papa y chorizo, tacos de canasta y tortas ahogadas, entre otras muchas cosas.

Un curso dirigido a profesionales de la gastronomía y también a los amantes de la cocina mexicana que quieran profundizar en esta rica gastronomía.

Compartir:

Más populares

Permanece al día de las novedades

Sé el primero en conoces nuestros nuevos cursos