¿Conoces bien los diferentes tipos de pasta italiana?

diadelapasta-scoolinary4

Como es de sobra conocido, Italia es el país de la pasta, un alimento saludable que se sitúa a la base de la pirámide de alimentación de la dieta mediterránea. Líder en su consumo mundial, se calcula que cada persona en Italia consume de media al año alrededor de 28 kilos de pasta.

Sin duda, uno de los factores que favorecen este altísimo consumo es la inmensa variedad de tipos de pasta que podemos encontrar en el país de la bota. Más de 200 tipos de pasta, entre pastas largas, cortas, gruesas, finas, lisas, rugosas, etc., que encajan en las más diversas elaboraciones culinarias.

Antes de adentrarte más en los diferentes tipos de pasta que existen, seguramente te interesará conocer nuestro curso onlinePasta Fresca Italiana: Tipos y Salsas Clásicas”.  Juan Manuel Umbert, fundador del Restaurante Pasta, te acerca al origen de la cocina casera italiana. Con este curso, dominarás el arte de la preparación de las masas, salsas y rellenos de las recetas clásicas italianas.

Una clasificación general de la pasta en tres grandes tipos

Una división tradicional de la pasta es la siguiente:

  • Pasta corta: son ideales para combinarlas con salsas que tengan más volumen, más densas, menos ligeras. Por ejemplo, salsa arrabiata, boloñesa…
  • Pasta larga: admiten salsas más líquidas y fluidas. Por ejemplo, salsa de tomate o frutti di mare.
  • Pasta rellena: existen multitud de rellenos posibles (por ejemplo, carnes, ricottas y requesones, setas, etc.). En este caso, la salsa que acompañe debe ser poco abundante, para darle prioridad al relleno.
  • Otros tipos: utilizados para preparar otros platos, preparaciones de cuchara, sopas, etc.

¿Cuáles son los tipos de pasta italiana más representativos?

Dentro de los grupos que ya hemos visto, destacamos los tipos de pasta más representativos:

Pasta corta

  • Penne: es un tipo de pasta de forma cilíndrica, marcada con un corte oblicuo (en España se conoce como “plumas”). Existen muchos subtipos, dependiendo de su tamaño y del tipo de línea. Son perfectas para preparar con pastas jugosas.
  • Maccheroni: uno de los tipos de pasta más consumidos en Italia y en el resto del mundo, lo que en España conocemos como macarrones, también de forma tubular.
  • Fusilli: es un tipo de pasta de aspecto rizado, con forma de tornillo, que en España conocemos como “espirales”.
  • Farfalle: este tipo de pasta tiene forma de mariposa, lo que sería su traducción literal. Rematada por unos bordes dentados. En España la conocemos como “lacitos”.
  • Rigatoni: en forma de canuto estriado, más grande que el penne. Es un tipo de pasta perfecto para ensaladas de pasta y salsas que lleven queso.

Pasta larga

  • Espagueti: sin duda, el tipo de pasta más famoso internacionalmente. Largo, redondeado y fino. La pasta perfecta para combinar con una salsa boloñesa, carbonara o pesto.
  • Bucatini: similares a los espagueti, pero de una textura más fina y con un agujero longitudinal interior, lo que permite retener la salsa para saborearla al máximo. Originario de Sicilia.
  • Tagliatelle: largos, estrechos y finos, procedentes de las regiones del norte de Italia, concretamente de la tradición culinaria de la región de Emilia.
  • Fetuccine: pasta al huevo típica del centro y del norte de Italia, presente en toda Italia. En este caso se trata de fideos largos y planos, más anchos (de unos 6 mm). Van muy bien con una salsa de setas o salsa de tomate y ragú de carne.
  • Pappardelle: un tipo de pasta típica de la región de la Toscana, tiras de pasta largas con sección plana, de una anchura de unos 2 o 3 centímetros. Recomendables con salsas de tomarte, quesos y condimentos cremosos.

Pasta rellena

  • Ravioli: otro tipo de pasta famosa a nivel internacional. Estos cuadraditos se rellenan de carne, pescado, verduras o queso.
  • Tortellini: este tipo de pasta procede de Bolonia y de Módena. Suelen tener forma de anillo y los mismos rellenos que los anteriores. Habituales en las mesas italianas durante las fechas navideñas, en platos de cuchara.
  • Tortelloni: similares a los anteriores, pero de mayor tamaño y con un cierre de sus extremos distinto.
  • Ñoquis: en realidad sus ingredientes y su forma de preparación son diferentes a los de la pasta habitual, ya que están elaborados con patata, harina y queso de ricota. Normalmente se acompañan de salsa de tomate, queso gorgonzola, mantequilla…
  • Cappelletti: con forma parecida a un sombrero, más grandes que los tortellini y un acabado de pasta más espeso.

Otros tipos de pasta

  • Lasagna: otra de las pastas más internacionales, que no necesita presentación. Estas láminas rectangulares montadas en capas se acompañan de salsas de carne, verduras, salsa bechamel, etc.
  • Cannelloni: casi igual de famoso que el tipo anterior, bastante similar, aunque algo diferente en forma y espesor. La particularidad que los distingue es que se rellenan en forma de tubo y se enrollan.
  • Stelline: pasta en forma de estrellitas, la preferida por muchos niños.
  • Filini: es lo que en España conocemos como “fideos”.
  • Dilatoni: con forma de tubos, semejante a un dedal.
Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.