¿Cuál es el origen del turrón?

Con el turrón ocurre lo mismo que con tantos otros alimentos que hemos incorporado a nuestras tradiciones. Nos encanta, nos hemos acostumbrado a su presencia Navidad tras Navidad, pero la mayoría desconocemos sus orígenes, ¿verdad?

Sin duda, desde hace más de dos siglos, la localidad alicantina de Jijona es la capital del turrón; solo escuchar su nombre nos hace evocar este exquisito dulce. No obstante, hay otros lugares, menos conocidos y con menor producción, pero con una honda tradición turronera, como Biar (Alicante), Casinos (Valencia), Agramunt (Lérida) y Castuera (Badajoz), entre otros.

Por ello, muchos pensamos que el origen del turrón debió de producirse en Jijona o, al menos, en algún lugar cercano de la provincia de Alicante.

Sin embargo, todo producto exquisito, ancestral y tan carismático como el que nos ocupa no puede evitar la controversia sobre sus orígenes. De hecho, existen diferentes teorías y leyendas que sitúan al nacimiento del turrón en otras latitudes. A lo largo de este artículo vamos a repasar las versiones más conocidas para conocer mejor ese producto que tantos buenos momentos nos ha deparado en la temporada navideña: el turrón.

Origen árabe del turrón

Ya en el tratado De medicinis et cibis semplicibus, escrito por un médico árabe en el siglo XI, se hace referencia a un producto llamado “turun”.

Existe documentación que prueba la existencia del turrón en la villa de Sexona, actualmente Jijona, ya en el siglo XVI. De acuerdo con el Consejo Regulador de las Indicaciones Protegidas del Turrón de Jijona y Alicante, fueron los árabes los que introdujeron esta mezcla de frutos secos y miel en nuestras tierras.

Una de las versiones más famosas sobre el origen del turrón sostiene que los árabes plantearon un concurso para obtener un alimento nutritivo, que facilitara unas buenas condiciones de conservación durante largo tiempo, sin peligro de intoxicaciones, y que fuera fácil de transportar por el ejército.

Otras fuentes aseguran que este concurso no ocurrió bajo la dominación árabe, sino ya en tiempos de Felipe IV. Según esta teoría, el ganador fue un confitero que se apellidaba Turrons.

El turrón, pariente lejano del baklava

Hay quienes aseguran que las raíces del turrón se encuentran en la antigua Mesopotamia, en Oriente Medio, en el siglo II a.C, ya que se asemeja a los tradicionales pasteles de origen turco-árabe llamados baklava. Estos se elaboran con masa filo y se rellenan con miel y frutos secos (nueces o pistachos triturados), es decir, que son los mismos ingredientes que los del turrón, aunque se trata de diferentes preparaciones.

Un alimento energético para los deportistas de la Antigua Grecia

A nadie le extraña que los griegos y romanos antiguos ya consumieran un alimento similar, mezcla de miel y frutos secos, muy nutritivo y fácil de elaborar, con unas excelentes propiedades de conservación, ideales para los viajes largos…

En este sentido, existe otra teoría que dice que los deportistas de la Antigua Grecia consumían un producto energético que les permitía rendir al máximo en las competiciones de los Juegos Olímpicos. Según esta versión, se compondría de una pasta a base de frutos secos (almendras, sobre todo) y miel, que sería el antecedente directo de lo que hoy conocemos como turrón.

Una leyenda popular en Jijona

Este relato mítico nos habla de un rey o un califa, según distintas referencias, que se casó con una princesa escandinava que añoraba los paisajes helados de su tierra. Para ayudar a la princesa a superar su tristeza, el rey mandó plantar alrededor de su castillo miles de almendros, para que cuando florecieran, recordaran a la princesa aquellas vistas nevadas. De esta forma, pudo recobrar la felicidad.  Cuenta la leyenda que aquellos almendros fueron los que los habitantes de Jijona utilizaron para elaborar sus primeros turrones.

Una buena idea de un artesano barcelonés

Otra versión cuenta que fue un artesano de Barcelona, cuyo apellido era Turró, el que dio su nombre a este alimento. Su idea era utilizar las materias primas propias de la región para fabricar un producto que sirviera de recurso alimenticio para los tiempos del hambre y la escasez. Hay que decir que esta teoría es la que cuenta con menos apoyos.

¿Quieres conocer las técnicas adecuadas para elaborar las distintas variedades clásicas de turrones? David Gil,  antiguo jefe de creatividad de pastelería del restaurante Tickets de Albert Adrià (Grupo elBarri) y ahora fundador de I+Desserts, te guía en la teoría de los turrones y su elaboración con distintos ingredientes. Aprende a preparar turrón blando, turrón duro, de yema, de mazapán, de praliné, de chocolate… Inscríbete en el curso online «Turrones: Clásicos y Modernos«.

Y si te interesa el mundo de la repostería y los postres creativos, aprende todo lo que necesitas en el curso “Técnicas y Texturas de la Repostería Creativa”, de nuevo de la mano de David Gil. Sorpréndete con su original propuesta de recetas, que aprovechan ingredientes y técnicas básicas para crear unos postres perfectos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.