¿Cuáles son los 10 dulces navideños más típicos de España?

Una de las tradiciones navideñas más arraigadas es el consumo de dulces. En esta época del año son habituales como extraordinario colofón a una de esas comidas familiares tan entrañables o como un capricho entre horas. De cualquier forma pueden funcionar a la perfección.

Por este motivo, estos dulces forman parte de la oferta gastronómica de muchos restaurantes españoles que ofrecen sus interpretaciones, variedades y especialidades. Repasaremos a continuación algunos de los bocados más clásicos para estas fechas: del turrón de Alicante a los polvorones pasando por los roscos de vino y el guirlache aragonés.

Los 10 dulces de Navidad más populares en España

Algunos son populares en todo el país; otros tienen características más autóctonas, pero todos coinciden en unir a la gente en torno a una mesa en fechas tan señaladas. Aunque hay algunos más populares que otros, la gran variedad de dulces que se consumen en estas fechas en toda España hace difícil seleccionar solo diez.

Turrón

Es el rey de los dulces navideños en España, elaborado con miel, azúcar, almendras y clara de huevo. Sus orígenes se remontan al siglo XVI, aunque parece probada su influencia árabe. Aunque hoy en día existen numerosas variedades (de chocolate crujiente, de pistacho, de coco, etc.) los más clásicos son el duro (de Alicante) y el blando (de Jijona). Cuentan con la Indicación Geográfica protegida (IGP) Jijona y Turrón de Alicante, que vela por el cumplimiento de los máximos estándares de calidad en este producto. Actualmente se exporta a muchos lugares, como Estados Unidos, Latinoamérica, la zona del Golfo pérsico y los países del norte de África. Por supuesto, un dulce tan emblemático en nuestra gastronomía ha sido perfectamente integrado en la cocina creativa que ha hecho brillantes aportaciones.

Mazapán

De nuevo nos encontramos con otra herencia que parece ser árabe, aunque “solo” se tiene constancia documental de este producto desde finales del siglo XVI. Se elabora con azúcar y almendra machacados, ingredientes con los que en aquellos días fabricaban lo que llamaron “pan de maza”, que ha ido evolucionando hasta lo que hoy conocemos como mazapán. Muy popular en Toledo, donde cuenta con su propia IGP “Mazapán de Toledo”, se consume durante todo el año. En Andalucía elaboran otras variedades que gozan de buena aceptación, como el pan de Cádiz o el pastel de Gloria.

Polvorón

Otro clásico que nunca pasa de moda. Típico de Andalucía, en especial de Estepa (Sevilla). De hecho cuenta con la IGP “Mantecados de Estepa y Polvorones de Estepa”. Almendras molidas, azúcar, manteca de cerdo y harina de trigo tostada dan forma a este  dulce que debe su nombre a la harina de trigo en forma de polvo con la que se baña y adorna. Tordesillas (Valladolid), Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Pitillas (Navarra) y Fondón (Almería) son otras localidades que pueden presumir de contar su propia y reconocida elaboración de polvorones.

Mantecado

Un imprescindible de las Navidades.  El mantecado tradicional se elabora con harina, huevo, azúcar y manteca de cerdo, aunque encontramos diversas variantes que han animado el panorama en los últimos años, como los de almendra, canela, limón, chocolate u hojaldre. No se sabe a ciencia cierta si son originales de Estepa (Sevilla) o Antequera (Málaga), pero lo que sí está probado es que un excedente de manteca de cerdo y cereales ocurrido en el siglo XVI provocó la creación de este dulce típico.  También se fabrican populares mantecados en las localidades de Rute (Toledo), Tordesillas y Portillo (Valladolid).

Roscón de Reyes

Su presencia es obligatoria en cualquier hogar o restaurante español en el Día de Reyes. Aunque el tradicional no lo lleva, los más célebres hoy en día son los que incorporan un relleno  de nata montada o de crema. Sin embargo, en los últimos años son también muy demandados los que utilizan chocolate, trufa o moca. Para rastrear en su pasado hemos de remontarnos a la Roma clásica. Es muy popular la costumbre de esconder en su interior diferentes figuritas o monedas, pero si te toca el haba, pagas el roscón. Por supuesto, un dulce como este (y como casi todos los que tratamos en este artículo) da para ingeniosas reinterpretaciones y reinvenciones en el mundo de la cocina de autor.

Descubre todo lo que necesitas saber para preparar esta elaboración tan especial y tan navideña, con su toque mediterráneo, tal como lo preparaba su abuelo, en nuestro curso online “Panettone y Roscón”, impartido por Daniel Álvarez, chef, pastelero y chocolatero de la pastelería Dalua de Elche. Cuenta con varios reconocimientos internacionales en su haber.

Guirlache de Aragón

Viene a ser una variante del turrón, elaborada con almendras y caramelo, muy típica de Aragón, que también se extiende a zonas de la Comunidad Valenciana y Cataluña (en suma, los territorios que pertenecieron a la antigua Corona de Aragón).

Rosco de vino

Muy populares en Málaga y zonas de Castilla, son unas galletas con forma de rosquilla que añaden a su elaboración tradicional (harina, azúcar, aceite de oliva, ralladura de limón, anís…) vino dulce de la tierra y frutos secos. Además, el acabado se cubre con azúcar glass.

Peladillas

Las peladillas son también típicas en Navidad, sobre todo en la Comunidad Valenciana. Es famosa la sana rivalidad entre Alcoy (Alicante) y Casinos (Valencia), las dos ciudades que destacan en la producción de estas almendras envueltas en azúcar, cuyas raíces hay que buscarlas en la Antigua Roma y la Edad Media. Antes de extenderse en España, durante el siglo XV, ya eran populares en Francia.

Hojaldrina

Este conocido dulce navideño es de la familia del polvorón y el mantecado, aunque por dentro está elaborado con capas de hojaldre. Se cocina con grasa de cerdo, azúcar, harina de trigo,  zumo de naranja y vino como ingredientes principales. Una empresa de la localidad de Alcaudete (Jaén) los fabrica como marca registrada con la receta original desde 1927.

Truchas de batata

Son unos exquisitos dulces con forma de empanadilla rellenos de batata o boniato, típicos de las Islas Canarias, pero que también están popularizados en la península en otras variedades. Suelen estar rellenos de boniato con almendras, condimentados con anís, canela y ralladura de limón. Otras versiones se elaboran con cabello de ángel, crema o chocolate.

Por supuesto, la lista no es exhaustiva y hay muchos más dulces navideños en una gastronomía tan rica como la española, como el aljafor o los cordiales, típicos de Murcia; pasteles de boniato y coca Cristina en Valencia, pastel goxua de Vitoria,  fardelejos de La Rioja; casadielles de Asturias, pestiños andaluces, intxaursalsa (salsa de nueces) vasca; panellets y neules en Cataluña, filloas gallegas, quemullars mallorquines…

Incluso una receta italiana como el Panettone se consume desde hace años en nuestro país durante la Navidad con muchísima aceptación, y muchos restaurantes y establecimientos reposteros cuentan con su propia versión.

Precisamente, nuestro curso online “Panettone y Roscón” también ofrece todas las claves para que cualquier amante de la pastelería pueda introducirse en la elaboración de este pastel típico de origen italiano: el Panettone.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *