¿Cuáles son los dulces navideños más populares en diferentes países?

Antes de Navidades contamos los días para poder disfrutar de nuestros deliciosos turrones, mazapanes, mantecados, polvorones, roscón de Reyes y otros dulces típicos de nuestra tierra. España cuenta con una magnífica oferta en este sentido, cimentada a base de siglos de tradición. Pero ¿qué ocurre en otros países, ¿cuáles son los dulces con los que celebran las fechas del año más entrañables? Vamos a repasar algunos de los ejemplos más conocidos.

Si quieres aprender a preparar los mejores turrones, David Gil, que fue jefe de creatividad de pastelería del restaurante Tickets de Albert Adrià (Grupo elBarri) y es el fundador de I+Desserts, te propone un curso en el que aprenderás toda la teoría en torno a es fascinante producto que es turrón y cómo preparar sus diferentes variedades, tanto las clásicas como otras más innovadoras. Todo eso en el curso online «Turrones: Clásicos y Modernos«.

10 dulces navideños típicos en diferentes países del mundo

La Bûche de Noël en Francia

Se trata de un tronco navideño, similar a nuestro brazo de gitano, que va cubierto de chocolate y admite gran variedad de rellenos: café, praliné, crema de mantequilla… Su aspecto, parecido a un tronco de madera, nos remite a la leyenda de su origen: se dice que este postre se remonta a la tradición de las tribus europeas precristianas de quemar un tronco de árbol para celebrar el solsticio de invierno.

Rebanadas brasileñas de Brasil

Muy parecidas a nuestras torrijas, aunque en nuestro país son más típicas en Semana Santa. Son rebanadas de pan, bañadas en leche y fritas, que se pasan por una salsa de miel. También clásicas en la Navidad portuguesa.

La trenza de canela en Estonia

Kingle Stonia es el nombre con el que se conoce a este dulce navideño típico de este país de Europa del norte, que cuenta con la canela como uno de sus ingredientes protagonistas. Se asemeja al panettone italiano, aunque las pasas o frutas confitadas ceden su puesto a la canela.

Italia y su panettone

Sin duda, es uno de los dulces navideños más populares, original de la ciudad de Milán y muy conocido también en nuestro país y otros como Perú y Brasil. Aunque la receta original de este bollo tipo magdalena se componía en su interior de pasas y frutas glaseadas, actualmente existe una oferta más amplia. A destacar, por su singularidad, el Pandoro de la ciudad de Verona, que tiene forma de estrella de ocho puntas.

¿Quieres aprender a preparar un delicioso panettone? El curso “Panettone y Roscón” es mucho más que un dos por uno. Un pastelero y chocolatero experto como Daniel Álvarez te enseña todos los aspectos que hay que cuidar para realizar estas elaboraciones: amasado, fermentación, horneado, etc.

El mismo Daniel Álvarez te propone otro interesante curso online sobre los «Clásicos de la Pastelería Tradicional«, en el que aborda las técnicas y elaboraciones que nunca pasan de moda.

La Pavlova australiana, un postre con nombre de bailarina

Es un merengue con frutas, que puede servirse acompañado de una mermelada o un sirope. Cuentan que debe su nombre a la popular bailarina rusa Anna Pavlova, de gira por Australia durante los años 20 del pasado siglo. También es popular en Nueva Zelanda.

El Pudding de Reino Unido

Preparado con frutas secas maceradas en brandy, como ciruelas, pasas, orejones, arándanos; frutos secos (nueces, avellanas, almendras…), y muy especiado, el Christmas Pudding es el dulce típico en las fiestas de Navidad de Gran Bretaña. Su origen es medieval y la leyenda dice que originalmente tenía trece ingredientes que representaban a Jesucristo y los doce apóstoles. El rey Jorge I, según cuenta la leyenda, ordenó servirlo por primera vez en la Navidad inglesa de 1714 y a partir de ese momento se popularizó. Para conseguir su delicioso sabor es necesario un tiempo de reposo que puede llevar varias semanas. Antes se colgaban estos puddings en trapos, con un gancho, para dejarlos secar; ahora se utilizan palanganas.

Linzer Torte, de Austria

El Linzer Torte es una tarta de apariencia similar a la de manzana cuyo origen se remonta al siglo XVII, que consta de una masa crujiente con ralladura de limón y avellanas molidas, aunque también se elabora con nueces o almendras. A dicha masa se le añade una capa de mermelada de grosellas, ciruelas o frambuesas. Su nombre viene de la ciudad austriaca de Linz. Además de Austria, es popular también en diversas partes de Hungría, Suiza y Alemania.

El Bienmesabe de Venezuela

Hay dos postres españoles típicos de Canarias y Andalucía, con los que comparte el nombre. De hecho, se dice que el Bienmesabe venezolano deriva del de Antequera (Málaga), aunque prescinde del cabello de ángel. En este caso es un bizcocho con sabor a coco, cubierto de una capa de merengue especiada con canela que se sirve en la cena de Navidad venezolana.

Si quieres conocer más cosas sobre la pastelería americana, nada mejor que el curso «Grandes Clásicos de la Pastelería Americana«, de Betina Montagne.

El lebkuchen alemán

Estas adoradas galletas de jengibre llevan frutos secos, miel, mazapán y una buena selección de especias. El postre navideño más representativo de Alemania se conoce desde hace siglos, pero no se popularizó hasta la década de 1920. Esta elaboración admite diversas formas, circulares, estrellas, formas navideñas y corazones de gran tamaño. En este caso, se suelen decorar con mensajes afectuoso, como el clásico Ich liebe dich (“te quiero” en alemán).

La Pepperkaker en Noruega

Uno de los símbolos de la repostería de su país, que también comparte con otros países de la Europa del Norte. Estas galletas navideñas, finas y crujientes, también se presentan en diferentes formas. Se preparan con harina, mantequilla, azúcar o miel, y especias (pimienta negra molida, clavo, jengibre, cardamomo…).

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.