¿Cuáles son los postres más demandados en restaurantes?

Así de pronto, la pregunta que titula este artículo no es fácil de responder. Son tantos los postres deliciosos que se sirven en restaurantes de todas las latitudes, que resulta complicado hacer una selección.

¿Quién se resiste a un buen postre? Es el momento que pone el broche de oro a la comida o cena, sin duda, uno de los más esperados. Es el colofón, el último sabor que el cliente se lleva de nuestro establecimiento y, por ello, debe ser memorable.

Con toda seguridad, algunos postres emblemáticos se quedarán fuera de nuestra selección, pero no podemos abarcarlos todos por problemas de espacio. No obstante, gustos aparte, los ejemplos que traemos son bastante representativos.

10 postres de los más populares en cualquier restaurante

Tiramisú

El delicioso pastel frío de origen italiano popular en todo el mundo. Se compone de capas de queso mascarpone, huevos, galletas o bizcochos savoidardi humedecidos en café y cacao en polvo. Se añade algún tipo de licor (por ejemplo, Amaretto) para aromatizar el conjunto.

Créme brulée

Esta receta de origen francés se elabora a base de leche, yemas de huevo, azúcar y vainilla. Se cocina al baño María, después se hornea y, por último, se carameliza. La traducción literal es “crema quemada”.

Un postre similar es la crema catalana, que se elabora con los mismos ingredientes, aunque se diferencian en el proceso de cocción.

Tocino de cielo

Esta es una receta clásica de la cocina española. Sus ingredientes fundamentales son yemas de huevo y azúcar, que se cocinan al baño maría. La textura que se obtiene es similar a la de un flan.

Pastel de manzana (Apfelstrudel)

La tarta de manzana es popular en todo el mundo, pero la que es original de Alemania es la más emblemática. Se trata de una capa de masa delgada que forma un brazo y se rellena de una compota dulce (hecha con manzana, nueces, pasas, azúcar, clavo y canela).

Brownie

Se dice que este postre fue, en realidad, producto de un error. El cocinero de turno olvidó añadir el polvo de hornear, lo que dio como resultado una masa apelmazada, nueces y gran cantidad de chocolate.

El placer es inenarrable si te lo sirven caliente y acompañado de una bola de vainilla.

Flan

Otro clásico entre los clásicos que, durante mucho tiempo, fue un fijo en las cartas de postre. Resulta del batido de huevos con azúcar, leche y crema, que se trabaja en moldes y se termina al baño maría, culminado con una deliciosa cubierta de caramelo. Por supuesto, existen diferentes variedades.

Coulant de chocolate

El favorito de los amantes del chocolate.

Francia y Estados Unidos se disputan la autoría de este famoso postre. Es un pastel relleno de chocolate caliente y líquido que se desborda en un espectáculo que vale la pena presenciar y paladear.

Si quieres aprender a preparar un delicioso Coulant de chocolate, nada mejor que hacerlo de la mano de David Gil, chef pastelero fundador de I+Desserts, con su curso online Postres de Restaurante: Diseño de Carta y Técnicas de Elaboración. A través de estas lecciones dominarás el arte de elaborar una carta de postres equilibrada y, además, aprenderás otras recetas como el tocinillo esférico, el lemon pie o el lassi de mango, entre otras. Un curso dirigido, sobre todo, a profesionales de la restauración, pero también para amantes de la cocina que quieran preparar estas recetas en su casa.

Panna cotta

Otra gran aportación de la repostería italiana, con gran aceptación en todo el mundo. El ingrediente estrella es la nata, que se cuaja con gelatina y azúcar y se aromatiza con vainilla o canela. Puedes acompañarla con miel, chocolate líquido, frutos rojos, etc.

Milhojas

Pastel rectangular de crema pastelera o nata montada que se prepara con planchas de hojaldre y azúcar blanquilla. La primera constancia que se tiene de este postre data del siglo XVII en Francia.

Crêpe

Estas tortitas finas son muy versátiles. En su versión salada incluso se pueden comer como plato principal. Rellenas de dulce se suelen servir como postre.

Basta con batir los ingredientes (huevo, leche, harina…) y dejar reposar la masa. Después, se rellenan al gusto: con chocolate, nata montada, sirope, dulce de leche, yogur, helado, etc.

Mousse

Otro postre de origen francés. Su preparación pasa por montar las claras al punto de nieve. Después, se sirven mezcladas con los más diversos ingredientes según se prefiera: chocolate líquido, fresas batidas, limón, etc.

Blinis

Se conoce como blinis a unas tortitas de yogur que se elaboran con este ingrediente, huevo y harina, un poco de sal y aceite. Provienen de la cocina rusa y eslava y pueden servirse como aperitivos o postres.

También admiten numerosas variaciones, por ejemplo con helado de fruta, frambuesas, chocolate…

Profiteroles

Estas bolas elaboradas con pasta choux, rellenos de los más diversos ingredientes, provienen de Francia. En la cocina española es habitual servirlos como postres dulces. Los más conocidos son los de crema, de nata y los de chocolate

Pastel de queso (cheesecake)

Base de galleta, capa cremosa y una corona de frutas. Estos son los componentes del pastel de queso, cuyos orígenes hay que rastrearlos en la Antigua Grecia, aunque muchos lo consideran un postre estadounidense.

Existen infinidad de variaciones de este pastel, que puede elaborarse con ricota, requesón, queso quark… una de las más comunes es la que va cubierta con una salsa de arándanos.  

Arroz con leche

Un postre típico en países de distintos continentes, cuya elaboración consiste en la cocción de leche y azúcar. Frecuentemente, se aromatiza con canela, vainilla o cáscara de limón. Según el país, encontramos distintas variedades.

Compartir:

¿Quieres convertirte en un auténtico chef?

Conviértete en la mejor versión de ti mismo con la ayuda de los Mejores Chefs y Expertos