Dieta veggie: todo lo que tienes que saber

veggie-scoolinary1

Hay, sin duda, una tendencia a lo natural. Nos fijamos más en lo que sucede a nuestro alrededor y en nuestro cuerpo, esto nos está llevando a cambiar nuestro estilo de vida en general, y por supuesto, está transformando nuestra forma de alimentarnos.

De ahí que las dietas veggie cada año vayan sumando adeptos. Son personas que buscan una alimentación más sana, dentro de una tendencia que ya forma parte de la vida cotidiana y que en España ya supone el 10 % de la población. Por este motivo hay que conocer los diferentes aspectos de la dieta veggie si eres aficionado a la cocina, tienes un negocio de hostelería o simplemente quieres adaptar tu forma de comer a esta tendencia.

¿Qué es la dieta veggie?

El término veggie significa verdura en inglés, y una dieta veggie se refiere a los estilos de alimentación que prescinden de los productos de origen animal. No obstante, dentro del concepto existen distintos tipos:

Veganos: son las personas que no consumen productos de origen animal, es decir, no comen carnes de ningún tipo, ni productos derivados de los animales como el huevo, la leche y sus derivados o la miel.

Vegetarianos: no toman carnes pero si pueden ingerir huevos, leche y sus derivados o miel. De acuerdo con estas diferencias existen unas clasificaciones específicas:

  • Ovolactovegetarianos: que además de las verduras comen huevos, miel, leche y sus derivados. Es el grupo más común.
  • Ovovegetarianos: además de las verduras comen huevos y miel pero no leche y sus derivados.
  • Lactovegetarianos: además de las verduras toman leche y sus derivados pero excluyen la miel y los huevos.

Pescetarianos: son personas que no consumen carnes exceptuando pescados dentro de su dieta.

Flexitarianos: es un estilo de alimentación menos estricto, en el que se lleva una dieta vegana permitiéndose el consumo de los productos “prohibidos” con cierta frecuencia establecida.

dieta-veggie-scoolinary

Planificando una dieta veggie

Más allá de la moda, adaptar nuestra forma de comer a una dieta veggie requiere conocer los grupos de alimentos y sus características puesto que, al dejar de consumir productos de origen animal, se tendrán que tomar otros que suplan sus nutrientes.

En este sentido, asesorarse con un nutricionista a la hora de planificar los menús asegurará que se está consumiendo todo lo necesario para el cuerpo. Con frecuencia las personas que adoptan dietas veggie pasan a consumir cierta cantidad de alimentos procesados y azúcares que no son beneficiosos por falta de información, de ahí la importancia de conocer lo que el cuerpo necesita.

Algunas ideas a tomar en cuenta cuando se planifica una dieta veggie son las siguientes:

Presta atención a los nutrientes

  • Calcio, que mantiene los huesos y dientes fuertes.
  • Vitamina D, muy importante también en nuestro sistema óseo.
  • Vitamina B12, necesaria para la producción de glóbulos rojos.
  • Proteínas, que mantienen la piel, los músculos y el cuerpo sano en general.
  • Ácidos grasos para la salud del corazón.
  • Hierro, es fundamental en los glóbulos rojos.
  • Zinc, importante en la formación de proteínas.
  • Yodo, que ayuda a regular el metabolismo y la función de órganos.

Elige alimentos de los distintos grupos

Algunos de ellos son:

  • Legumbres para aportar las proteínas necesarias que solemos tomar en la carne, igual que los frutos secos, la soja y huevos y lácteos en el caso de las dietas que los permiten.
  • Cereales por el aporte de carbohidratos, fibra, hierro y vitamina B.
  • Frutas y verduras por el calcio que se deja de tomar con la leche y los lácteos, entre otros nutrientes.
  • Semillas, aceite de oliva y aguacate por los ácidos grasos que requiere nuestro organismo.

Cuando se comienza por primera vez una dieta vegana

Si toda la vida has consumido carne, lácteos y huevos es un error pretender cambiar la forma de alimentarse de un día para otro. Haz una transición para que el proceso sea más fácil y sobre todo, el cuerpo no lo resienta.

dieta-veggie-scoolinary

Se puede dejar de ir consumiendo carne de forma gradual e ir aumentando poco a poco los sustitutos de origen vegetal. Que el cambio no sea algo aburrido para el paladar sino todo lo contrario: procura investigar y descubrir productos adecuados, platos nuevos veganos que pueden ser un agradable descubrimiento a nivel gastronómico.

En resumen: que el paso a una alimentación veggie no sea un acto de eliminar una serie de productos de tu dieta para reducir tus opciones sino más bien, el cambio de unos elementos por otros y la ampliación de ingredientes y recetas en la lista de platos que comes en tu vida cotidiana.

Si quieres ampliar tus conocimientos sobre la dieta veggie en Scoolinary contamos con una experta en el tema. Lola Hernández es consultora con años de experiencia asesorando negocios de hostelería. Su trabajo se centra en la oferta gastronómica veggie y enseña planes de alimentación adaptados a este tipo de dieta, como lo hace en nuestro curso Conquista al Público Veggie.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *