BLOG

Hummus, no es tan moderno como creemos…

hummus cocina marroqui 1

Aprende de los mejores

Al principio lo conocían tus amigos más exóticos, los que iban a cenar al libanés de moda o los que habían estado en Marruecos… Pero el hummus cada vez se está volviendo más mainstream. Y no pasa como con la música; a nadie le gustaba más el hummus cuando no era tan popular. Nos encanta desde el primer momento en que lo probamos, y mucho.

Tanto es así que ya se ha convertido en un clásico para acompañar, para desayunar o merendar o, como dicen los modernos, para dipear. Podemos comprarlo hecho en la mayoría de los supermercados, pero con lo sencillo que es te recomendamos hacerlo en casa. Te llevará unos pocos minutos y podrás darle tu toque personal.

Sí, hoy vamos a hablarte del hummus, de sus orígenes, de la receta tradicional y de algunas innovaciones para que te animes a probar.

Historia, qué es y de dónde viene el hummus

El hummus es una crema suave de garbanzos cocidos a la que se le añaden algunos ingredientes para potenciar su sabor y su aroma. Es fundamental, eso sí, la pasta de sésamo (tahina). El nombre común en el mundo árabe es hummus bi tahini, “garbanzos con tahina”.

El origen del hummus no está claro, es muy popular en la gastronomía árabe y en todo Oriente Medio, donde la mayoría de los países se atribuyen su invención. Lo que sí podemos asegurar es que el garbanzo se cultiva desde hace más de 7000 años y en Egipto ya se consumía hace tres milenios, aunque con una presentación diferente a la actual. No nos extraña, por tanto, que sea una receta tan antigua y popular.

Esta preparación se suele servir fría, en un plato o cuenco y acompañada de pan de pita que usamos para mojar. Pero puede acompañarse también de palitos de zanahoria, pepino, apio…

Receta tradicional

Para preparar esta delicia necesitamos pocos, muy accesibles y saludables ingredientes, a saber (para cuatro personas):

  • 500 gramos de garbanzos
  • 3/4 cucharadas de pasta de sésamo o tahina
  • zumo de medio limón
  • 5/6 cucharadas de AOVE
  • Ajo
  • Sal
  • Agua o caldo de cocción de los garbanzos

Estos son los básicos pero si quieres darle un toque más personal podrás hacerlo con más aderezos como pimentón, cilantro, alcaravea, comino….

Lo primero que necesitamos son garbanzos cocidos, bien en casa (puedes cocerlos solos o poner unos cuantos más aprovechando que haces sopa) o bien un bote de garbanzos de los que ya vienen cocinados. Si son de estos, lávalos bien antes de empezar.

Lo único que tenemos que hacer es ponerlos en el vaso de la batidora o en un cuenco amplio junto con el zumo de limón, la sal, el aceite de oliva, un poco de agua o caldo, la tahina y un ajo (o más si te gusta mucho, pero piensa que el sabor del ajo se irá potenciando con el tiempo).

Batimos hasta conseguir una crema homogénea con la textura que más nos guste, más espeso o más ligero. Para aligerar añadimos agua, agua de cocción o caldo. Lo probamos y rectificamos de sal y limón si fuera necesario.

Y ya lo tienes. Ponlo en un plato. Decora con AOVE, pimentón y unas semillas de sésamo y a disfrutarlo.

hummus cocina marroqui 2

Innovando…

Puedes hacer la misma receta pero añadiendo remolacha cocida o asada, lo que le dará un color espectacular y un sabor terroso muy pero que muy interesante. Es ideal para ofrecer a los más pequeños, les atrae el color y les encanta el sabor.

Otra opción es mezclar la pasta de garbanzos con aguacate. Le dará mayor untuosidad, un tono verdoso apetecible y un sabor delicado y delicioso.

Y si lo quieres de color naranja añádele unas zanahorias o unos trozos de calabaza (asadas o cocidas) y podrás presentar en una misma mesa cuatro variedades de hummus de diversos colores y sabores.

Es cierto que a veces oímos hablar de hummus de alubias o de lentejas, pero siendo puristas, hummus significa “garbanzo”. Para que sea un auténtico hummus debe llevar esta legumbre. De otra forma lo que tendríamos sería una pasta de lentejas o alubias. Sea como sea, puedes mezclar los garbanzos con otras legumbres, quedará igual de delicioso.

Si todo esto te ha gustado y te ha abierto el apetito y la curiosidad te damos la opción de aprender muchas más recetas de la cocina norteafricana con el Curso de Cocina Marroquí: Color, Sabor y Tradición en el que encuentras videorecetas de cocina con certificado de calidad de la mano de Naja Kaarajat.

Compartir:

Más populares

Permanece al día de las novedades

Sé el primero en conoces nuestros nuevos cursos