Kimchi, el alimento de moda que vino de Corea

El kimchi es el plato nacional de Corea del Norte y del Sur. Allí es un producto omnipresente en la dieta, que se consume de forma habitual y a diario. Algo así como el pan en nuestra dieta. Se calcula que cada coreano come, de media, 40 libras de kimchi al año (algo más de 18 kilos).

Hasta hace poco, prácticamente no se le conocía en Occidente, pero desde hace un tiempo este clásico de la dieta coreana ha cobrado mucho auge. Sobre todo, a partir de que la UNESCO lo declarara a patrimonio cultural inmaterial de la humanidad en 2015.

¿Qué es el kimchi?

El kimchi consiste en una fermentación láctica de verduras, producidas por un tipo de bacteria concreta que convierte azúcares simples en ácido láctico. La sal es un elemento clave para este tipo de fermentaciones.

Se trata de un alimento fermentado sencillo de sabor salado, ácido y picante, con un olor intenso, que se suele preparar con verduras y hortalizas, o plantas silvestres. Se sazonan a base de especias, frutas, carne, pescado o mariscos fermentados. La traducción literal de la palabra “kimchi” es “vegetales salados”.

La forma más habitual de prepararlo es con una base de col china deshidratada con sal. Se suele acompañar de crudités con aliño de ajo, jengibre, salsa de pescado, chile coreano… Este kimchi elaborado con col china lleva por nombre Baechu Kimchi.

El kimchi es un producto que suele funcionar como acompañamiento o ingrediente de otras recetas. Por ejemplo, sopas, estofados, arroces, fideos, empanadillas, etc. Incluso como aderezo de hamburguesas y pizzas. Acostumbra a comerse picante, pero existen variedades más suaves.

En realidad, es un concepto que alude más a la técnica tradicional que al producto en sí. No existe un único kimchi, sino que hay una amplia variedad en Corea: algunos sin col; otros sin picante; salsas de pescado fermentadas, sin harina de arroz, sin zanahorias, etc.

Por lo tanto, tampoco existe una receta única de kimchi.

¿Quieres aprender a elaborar un kimchi con productos de proximidad? Robert Ruiz Moreno te enseña esta técnica y sus secretos en nuestro curso online Introducción a la Fermentación: Kombuchas, Kéfir, Hidromiel y otros Fermentados y diferentes recetas. Robert es cofundador de LŌV ferments, expertos en fermentados y especialistas en formación en este ámbito. Con él aprenderás a fermentar en tu cocina y, aparte del kimchi, podrás elaborar kombuchas, kéfir, carnes curadas, hidromiel, chucrut y un largo etcétera. Si quieres introducirte o mejorar en el mundo de la fermentación y sus técnicas, este es tu curso.

¿Cuál fue el origen del kimchi?

Ni más ni menos que una estrategia de supervivencia. El frío y las rigurosas condiciones climatológicas no permitían conservar las verduras recolectadas durante todo el invierno. Así que se ideó este sistema de conservación, por medio de la fermentación láctica, que garantizaba al pueblo poder comer las verduras y prolongar su vida útil durante meses. Los antiguos coreanos almacenaban el producto en grandes ollas de cerámica que enterraban en el suelo.

Su origen es prehistórico, se tiene constancia del uso de vegetales fermentados desde tiempo inmemorial. Sin embargo, la utilización de los chiles no se generalizó hasta el siglo XIX, de forma que el antecedente directo del kimchi actual es el que se elaboraba entonces.

Una de las comidas más saludables del mundo

La prestigiosa revista Health Magazine ha considerado este alimento como uno de los cinco más saludables del mundo. Exactamente ocupó el quinto lugar, por detrás del aceite de oliva, la soja japonesa, el yogur griego y las lentejas de la India.

Propiedades del kimchi

¿Cuáles son los motivos por los que se le considera un alimento muy saludable? En primer lugar, porque es rico en vitaminas A, B y C, pero sobre todo porque en su composición destaca una bacteria llamada Lactobacillus kimchi. Según algunas teorías científicas esta bacteria fue la que evitó que la gripe aviar afectara de forma importante a los coreanos.

Además, ayuda a mejorar la digestión, a neutralizar infecciones de estómago, úlceras y diferentes tipos de gastritis. También hay estudios que relacionan su utilidad con la prevención de algunas clases de cánceres.

Por si esto fuera poco, este es uno de los alimentos estrella de una dieta alta en fibra y baja en grasas que ha mantenido a raya la obesidad en Corea.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.