Los 10 cócteles más famosos del cine y la televisión

old fashioned

Hay que ver el juego que dan los cócteles. Muchas de estas preparaciones son tan atractivas que se asoman con frecuencia al cine y la televisión. Clásicos renombrados del séptimo Arte han rendido tributo a los combinados más diversos; lo mismo han hecho numerosas series de televisión.

Vamos a repasar diez de los cócteles clásicos de la gran y la pequeña pantalla. La mayoría han deleitado y deleitan a mucha gente en el mundo real; algún otro es pura ciencia ficción. Por supuesto, hay muchos más, seguro que tú recuerdas alguna escena en la que una copa robaba plano a los mismísimos protagonistas.

¿Quieres aprender a preparar los cócteles de toda la vida? Échale un vistazo a este curso online del maestro coctelero Javier de las Muelas, que lleva por título “Fundamentos de la Coctelería: Los 25 Cócteles Clásicos”, que repasa la historia de los combinados más populares, sus ingredientes y los mejores trucos para su elaboración.

Martini (saga James Bond)

No podíamos empezar de otra forma. “Me llamo Bond, James Bond”. Lo cierto es que este personaje, creado por el escritor Ian Fleming, ya bebía Martini “mezclado, no agitado” en las novelas de los años 50.  Ya en “Casino Royale” (1953), la primera de la saga, Fleming describe el Martini al gusto del “agente 007 con licencia para matar”: “tres medidas de Gordon’s por una de vodka y media de Kina Lillet” a lo que se añade una rodaja larga y fina de piel de limón. Después, desde el más emblemático Sean Connery hasta Daniel Graig, pasando por Roger Moore y otros actores, todos han disfrutado de este popular cóctel en todas sus películas.

Cosmopolitan (Serie Sexo en Nueva York)

Las chicas de esta serie tenían en el Cosmopolitan su cóctel favorito. De ruta por los locales de moda con sus “manolos”, los camareros ya saben qué combinado hay que servirles. Carrie Bradshaw, el personaje principal encarnado por la actriz Sarah Jessica Parker, se evade de sus males de amores con esta bebida, compuesta por vodka, limón, Cointreau, jugo de lima y jugo de arándano. Todo un referente en el mundo de la coctelería femenina.

Ruso blanco (El gran Lebowski)

Jeffrey “el Nota”, personaje interpretado por Jeff Bridges en esta cinta de los hermanos Cohen, estrenada en 1998, es un verdadero adicto a este combinado. En la primera escena ya podemos descubrir los ingredientes básicos para elaborarlo: hielo, vodka, licor de café y nata. A partir de la película, el Ruso blanco o White Russian saltó a la fama, aunque lo cierto es que es una variante del cóctel Black Russian, popular en la época de la guerra fría como cóctel after dinner.

Manhattan (Con faldas y a lo loco)

¿Ya te hemos contado que Marilyn Monroe preparó un cóctel Manhattan en una bolsa de agua caliente viajando en un tren rumbo a Florida? Jack Lemmon la miraba alucinado. El maestro Billy Wilder dirigió esta famosa película en 1959. Para entonces el cóctel Manhattan ya era conocido, pero con esta cómica escena su popularidad subió varios enteros. Se prepara con whisky, vermut rojo, hielo y una cereza marrasquino para decorar.  

cócteles clásicos Manhattan

Old Fashioned (Serie Mad men)

Don Draper, el director creativo publicitario interpretado por el actor Jon Hamm, consume el cóctel Old Fashioned como si fuera agua, acompañado de miles de cigarrillos encadenados a lo largo de toda la serie. Un cóctel para tipos duros (o no) que se prepara a base de bourbon, angostura, agua helada y piel de naranja. Se sirve en vaso corto.

Red Eyes (Cocktail)

La película Cocktail no podía faltar en esta selección. Dirigida por Roger Donaldson, estrenada en 1988 e interpretada en su papel protagonista por Tom Cruise. Brian Flanagan, su nombre en la ficción, nos enseña como preparar un combinado “Red Eyes”, ideal para combatir la resaca. Para ello mezcla en un vaso grande zumo de tomate, cerveza, un chorrito de vodka y un huevo.

Moloko-plus (La naranja mecánica)

Los ultraviolentos personajes de esta película, dirigida por Stanley Kubrick en 1971 y basada en la novela homónima de Anthony Burguess, consumen una curiosa bebida. Con la apariencia de leche, en realidad, mezcla la bebida láctea con diferentes sustancias narcotizantes que les hacen cometer las peores fechorías.

French 75 (Casablanca)

En el Rick’s Café de Casablanca, donde Humphrey Bogart y Lauren Bacall viven su difícil romance, se consume este clásico cóctel a base de ginebra seca y champán. Una bebida creada por los soldados franceses de la Primera Guerra Mundial que toma su nombre del cañón Howitzer de artillería de 75 mm.

Gibson (Con la muerte en los talones y Eva al desnudo)

En Con la muerte en los talones, Cary Grant y Eva Marie Saint toman un cóctel Gibson en un tren, dirigidos por Alfred Hitchcock en 1959. Años antes, en 1950, esta bebida ya tuvo su momento cinematográfico en la tensa escena de la fiesta de Eva al desnudo, de Joseph L. Mankiewicz. El Gibson es una variante del Dry Martini con un adorno de cebolla encurtida. 

Ángel Blanco (Desayuno con diamantes)

El White Angel es la bebida favorita de la extravagante Holly Golightly, el personaje interpretado por Audrey Hepburn en esta película de 1961, dirigida por Blake Edwards y basada en el libro homónimo de Truman Capote. Mitad vodka, mitad ginebra, sin vermut.

Casi todos estos cócteles son clásicos, elaboraciones casi atemporales. Si te interesa profundizar en el combinado de toda la vida y adquirir los conocimientos profesionales básicos para prepararte como bartender, “Fundamentos de la Coctelería: Teoría y Filosofía del Cóctel” es tu curso. Impartido por toda una autoridad en este mundo, el maestro Javier de las Muelas, con el que aprenderás todos los aspectos relacionados con el cóctel: hielo, cristal, menaje, mediciones, destilados, etc.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.