Medidas para gestionar tu restaurante en tiempos de COVID

restaurantescovid-scoolinary3

A estas alturas todos saben que la hostelería es uno de los sectores más perjudicados en España debido a las consecuencias de la COVID19. Somos un país de servicios, la hostelería y los sectores económicos asociados con ella representan el 33 % del PIB y la situación está generando pérdidas cuantiosas, así como el cierre de muchos locales.

Los que continúan trabajando por salir por lo menos airosos de esta difícil etapa se adaptan a las circunstancias: adecúan el local, adaptan los horarios e incluso amplían sus servicios para mejorar la facturación. Son tiempos de respirar profundo para conservar la calma y ser creativos.

En este post te damos algunos consejos que pueden serte útiles para gestionar tu bar o restaurante en tiempos de coronavirus.

Adaptando tu local a la pandemia

1. Ojo con las normas sanitarias

Es lo más obvio pero es tan importante que debemos señalarlo: presta mucha atención y adapta tu dinámica de trabajo a las normas sanitarias de esta nueva normalidad.

Cuidarás tu salud, la de tus empleados si los tienes, y le transmitirás a tus clientes una sensación de seguridad. Como dice Inés Calle, experta asesora gastronómica y profesora del curso Cómo adaptar tu restaurante postcovid19, la principal norma a observar es conservar la distancia establecida de 1.50 y, por supuesto, trabajar con mascarilla además de ofrecer geles hidroalcohólicos a los clientes.

Puedes crear tu propio protocolo de seguridad, indicar cuál es la ruta a seguir para entrar y salir del local mediante señalizaciones o ir al baño, ofrecer pago con tarjeta mediante contactless, informar del aforo disponible con la nueva realidad y por supuesto desinfectar las mesas cada vez que se desocupan.

2. Según tus circunstancias, crea otros productos y ofrece nuevos servicios

El servicio a domicilio o delivery fue la estrella de  la hostelería durante el confinamiento, pero ahora puedes seguir ofreciéndolo como una forma de ampliar tus posibilidades de facturación. En Scoolinary te enseñamos todo lo que tienes que saber para establecer este tipo de servicio en un curso especial sobre el tema.

No obstante, de la misma forma que ofreces comida a domicilio puedes:

  • Dar la opción de recoger en el local y dar un precio más atractivo.
  • Poner horarios con turnos para aumentar la rotación en los servicios con más afluencia.
  • Ofrecer la posibilidad de espacios reservados si cabe para grupos (observando el número máximo establecido lógicamente).
  • Ofrecer alguna promoción o menú cerrado que incluya la bebida.

Es el momento de pensar en cosas distintas que atraigan a las personas.

3. Solicita terraza si tienes la posibilidad

Con la COVID se pueden solicitar terrazas especiales en la zona de aparcamiento de los coches o mesas altas en las aceras aunque sean estrechas. A pesar de que esté comenzando el frío, muchas personas prefieren sentarse al aire libre y tú dispondrás de más mesas para facturar.

4. Adapta tu plantilla a la circunstancia y volumen de trabajo

Muchos hosteleros continúan con todos o parte de sus empleados en ERTE debido al poco volumen de trabajo. Puedes establecer nuevos horarios dependiendo de los momentos de mayor actividad o incluso levantar el ERTE de forma parcial para aprovechar los mejores turnos.

5. Adapta tu carta a las circunstancias

Puedes tener la carta escrita en una pizarra, con tablets o, como lo están haciendo la mayoría de los hosteleros, tenerla en código QR. Corta la carta para mermar los gastos, elige los platos más demandados y los que lleven menos tiempo de preparación para dar un servicio más rápido y aumentar la posibilidad de rotación de las mesas. Inés Calle señala eliminar los platos que requieran menaje específico o manipulación en mesa y eliminar los platos que sean para compartir.

6. Saca cuentas y optimiza recursos

Controla muy bien las compras, reduce stock de materia prima, quita los platos que incluyen ingredientes demasiado costosos. Revisa los escandallos si no lo has hecho antes por falta de tiempo.

Y por último, no pierdas la calma. Sabemos que estás viviendo jornadas complicadas y momentos estresantes. Respira, tranquilízate y piensa en opciones. Saldremos adelante.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *