BLOG

Mejora la presentación de tus cócteles

Mejora la presentación de tus cócteles

Aprende de los mejores

La apariencia del cóctel pone el broche de oro a su elaboración. A la hora de servirlo, además de tener un exquisito cuidado con su preparación e ingredientes, es fundamental trabajar la presentación. Solo de esta forma podremos convertir un buen combinado en una experiencia inolvidable.

La decoración adecuada del cóctel es un elemento visual de pura seducción que el consumidor aceptará de buen grado, con entusiasmo, incluso antes de haberlo probado. Por este motivo, debe servirse siempre bien decorado.

Esto no quiere decir que tengamos que recurrir a elementos estrambóticos o excesivamente llamativos. Pero eso sí, la decoración debe aportar, estimular, invitar al trago, resultar motivadora, atractiva y elegante.

Antes de seguir, un aviso para amantes del cóctel: un error muy común en la presentación de los combinados en coctelería es la tendencia a sobrecargarlos. Menos es más, tenlo claro.

¿Quieres profundizar en el campo de la coctelería? Denys Cherkasov, bartender en el restaurante La Salita, comparte contigo sus secretos sobre mixología en el curso online “Maridaje con Cócteles”. Este apasionado por la cultura de servicio, elegido mejor bartender de la Comunidad Valenciana en 2019 por la ABCV (Asociación de Bartenders de la Comunidad Valenciana y Murcia), pone a tu disposición todo su conocimiento coctelero para que tengas un buen repertorio de ideas e inspiraciones y puedas maridar con buen gusto tus menús gastronómicos. Conviértete en un experto bartender.

Consejos para una presentación creativa de tus cócteles

La vajilla

Un factor decisivo en la presentación del cóctel es la cristalería que escojamos, su limpieza y buen estado, etc.

Lo ideal es tener una vajilla distinta para cada cóctel. Si eliges el vaso adecuado, tu cóctel tendrá mejor presencia y la bebida resultará más apetecible. En este artículo encontrarás una clasificación de los principales vasos y copas para cócteles.

La historia reciente de la coctelería ha vivido una verdadera revolución. En los últimos años la tendencia se ha abierto y se han asumido propuestas más arriesgadas. Así pues, se han popularizado diseños extravagantes, en forma de bombilla, e incluso de tubos de ensayo.

El mundo de la creatividad en la coctelería es muy amplio, ya lo sabemos, pero no todo vale. Todo depende del cóctel, de su concepto y del público al que nos dirijamos.

El hielo

Otro elemento importante es la calidad del hielo, así como la cantidad y su forma de presentación. Hay diferentes opciones: cubitos de hielo de diferentes tamaños y formas (esféricas…), hielo picado, hielo en escamas (más fino que el anterior, con una consistencia similar a la nieve), etc.

El hielo debe ser resistente y compacto y tener un largo tiempo de descongelación para evitar aguar la mezcla. El hielo picado, aunque no es adecuado para todos los cócteles, es una excelente opción para realzar el atractivo de la copa y puede crear curiosos efectos coloristas.

Decoración

Cuidado con exagerar el ornamento. La decoración debe ser coherente con la esencia del cóctel, completar el concepto y resultar elegante y nunca excesivo. Por lo general, los cócteles más refrescantes basados en frutas admiten más posibilidades de decoración.

Los bartenders han venido utilizando, sobre todo, elementos vistosos, como hierbas frescas, flores, pieles de cítricos, rodajas de fruta, especias para aromatizar, bayas de colores, así como la decoración de los bordes con un aro de escarcha de azúcar, etc.

Aspectos que debes tener en cuenta para decorar el cóctel:

  • Tamaño: la decoración debe ir en consonancia con el tamaño de la copa, que no se convierta en un obstáculo para poder beber.
  • Color: los elementos decorativos se seleccionan también en función del color de la bebida a la que van a acompañar, para conseguir una buena combinación cromática.
  • Aromas: dependiendo de la decoración que escojamos para el cóctel, también aportará aroma. Así que debemos escoger adornos que complementen o potencien con su aroma el sabor del combinado.

Tipos de adornos en la decoración del cóctel

Podemos dividir los adornos en coctelería en dos grandes grupos:

  • Comestibles
  • No comestibles

Comestibles

  • Frutas: el principio que rige en este caso es que la fruta decorativa pertenezca a los ingredientes del cóctel para realzar su imagen y su sabor. Rodajas de limón, naranja, piña, cerezas… lavadas y en el mejor estado. Pueden colocarse en el borde o dentro de la copa.
  • Cortezas de frutas: con frecuencia, se emplean cortezas de cítricos, como limón, naranja o limas. Suelen servirse en tiras, colocadas dentro de la copa o enganchadas al borde de esta.
  • Aceitunas y cebollitas: normalmente se sirven dentro de la bebida pinchadas en un palillo, muy habituales en distintos tipos de vermú.
  • Tiras de apio: frecuentes en cóteles como el Bloody Mary. Además de su punto decorativo y de contraste de colores, sirven para remover.
  • Guindas: algunos de los cócteles más populares, como el Old Fashioned, incorporan una guinda tipo marrasquino.
  • Rodajas de pepino: se ha popularizado su uso en diferentes combinados, por ejemplo, el Gin Tonic, al que aportan una sabor refrescante y aromático.
  • Escarchado: se trata de adornar con azúcar (en ocasiones también se utiliza sal) el borde de la copa.

Si quieres aprender la técnica del escarchado y todo lo relacionado con la coctelería de vanguardia, hazlo de la mano de Ignacio Ussía, coctelero y copropietario de The Alchemix, con nuestro curso onlineCoctelería Creativa de Autor”. Aprende también a macerar, crear espumas, gelatinas, etc. E iníciate en las técnicas más visuales, como el nitrógeno líquido, espumas en simón, gelificación, el hielo seco, etc. Fundamentales para una presentación sorprendente.

  • Hierbas aromáticas: para aportar frescor y color a tu cóctel, nada mejor que unas hojas de menta o albahaca, que pueden dejarse enteras o machacarlas si deseamos estimular su sabor.
  • Especias: otra cuestión importante es la utilización de los botánicos aromatizantes en el acabado del cóctel: canela, pimienta, bayas de enebro, nuez moscada, jengibre… son solo algunas de las especias más utilizadas en coctelería, que aparte de modificar el sabor contribuyen a la imagen de la bebida.
  • Colorantes: habitualmente, se utilizan colorantes naturales que aportan tonalidades y sabores atractivos a la bebida. Por ejemplo, granadina, concentrado de cereza, jugo de uva, crema de menta verde… También se utilizan estos colorantes para humedecer el borde de la copa que se va a escarchar, para que la escarcha de azúcar adquiera su color.

No comestibles

  • Flores: suelen añadirse flores y sus pétalos a los cócteles tropicales. Sin embargo, cuidado con abusar de este recurso. Mientras los pétalos quedan flotando, las flores suelen reservarse para el borde del vaso.
  • Palillos o removedores: elementos decorativos que pueden ayudar a remover la bebida o sujetar algún otro adorno.
  • Pajitas: puramente decorativas, de diferentes colores y tamaños.
  • Sombrillitas y otros elementos: farolitos, guirnaldas… hay que elegirlos con cautela, y se suelen reservar para los cócteles de fantasía. Lo mismo corre con las luces de bengala, con el añadido de que pueden resultar peligrosas o que caiga pólvora en la bebida.
Compartir:

Más populares

Permanece al día de las novedades

Sé el primero en conoces nuestros nuevos cursos