BLOG

Conoce estos 5 usos que puedes darle al pan de pita

El pan de pita solemos relacionarlo con el shawarma árabe así como con la comida griega, libanesa y turca. No obstante, son cada vez más las personas que lo consumen en su dieta diaria.
Panes de pita inflados

Aprende de los mejores

El pan de pita solemos relacionarlo con el shawarma árabe así como con la comida griega, libanesa y turca. No obstante, son cada vez más las personas que lo consumen en su dieta diaria.

El pan de pita es un pan redondo y plano, blando y por lo general hueco. Se elabora con harina de trigo, agua, sal, aceite y levadura, y al llevar poco de esta última no presenta casi miga. Es muy común en la zona del Mar Mediterráneo, sobre todo en el Cercano Oriente. Se dice que surgió en el Antiguo Egipto, donde cultivaban trigo y cebada y con ellos se elaboraban unos panes planos.

Su forma característica se debe a que, al hornearse a altas temperaturas, la masa circular se infla por efecto del vapor generado en su interior y, cuando se saca del horno, las capas de masa permanecen separadas. 

Cuenco con crema de yogurt y un trozo de pan de pita tostado

Es delicioso comerlo relleno de pollo, de falafel, o de diferentes verduras, seguro que has probado una de estas combinaciones. En este post te mostraremos otras maneras de consumir el pan de pita.

5 formas de comer el pan de pita

Para acompañar salsas

Este es un uso muy común, además de los mencionados anteriormente. El pan de pita acompaña muy bien distintos tipos de salsas como el hummus de garbanzos o de cualquier tipo, el tzatziki griego, el guacamole mexicano o una crema de queso. En El Comidista recomiendan para esto hacer chips crujientes cortando el pan y horneándolo.

Tostado con cosas encima

Como si fuese una tostada o un pincho, puedes abrir el pan de pita, pasarlo por la plancha para que quede crujiente y después añadir la mezcla de tu preferencia encima. Un poco de guacamole con unas sardinas ahumadas, un pico de gallo y queso fresco, o nuestro típico tomate rallado con sal y aceite de oliva y unas ibéricas lonchas de buen jamón encima constituyen una cena deliciosa o un aperitivo irresistible.

Pan de pita cortado en triángulos con verduras encima

Como masa de pizza

Es una solución rápida y sabrosa a la hora de preparar algo con poco tiempo. El pan de pita con salsa de tomate encima, los ingredientes que desees y al horno. Conseguirás unas porciones individuales que tienen tantas posibilidades de combinaciones como la pizza.

Como sándwich

Para rellenar con lo que quieras. El clásico de jamón y queso tostado; con lechuga, tomate y atún; con rodajas de calabacín pasadas por la plancha y mozzarella; con falafel de garbanzo y crema de yogurt; alguna carne blanca o roja. Las opciones son infinitas, el pan de pita relleno de labneh de tahini y ensalada de granada, por ejemplo, es una delicia.

Plato con labneh de tahini y ensalada de granada con panes de pita

Como postre

El pan de pita también puede ser la base para un postre o una merienda. Si lo tuestas y le añades Nutella y trozos de plátano resulta un dulce irresistible. Igual puedes hacer con una confitura y frutas o queso fresco si te gustan los contrastes.

Como ves, es versátil y un perfecto acompañante, como buen pan. En el curso Tapas vegetarianas de Scoolinary, Marcelino Jiménez y Julia Kleist te enseñan deliciosas recetas vegetarianas aptas para todos los gustos, entre ellas, el pan de pita relleno de labneh de tahini mencionado. Aprenderás platos diferentes y fáciles de preparar en casa.

Compartir:

Más populares

Permanece al día de las novedades

Sé el primero en conoces nuestros nuevos cursos