¿Qué diferencias existen entre el Cava y el Champagne?

¿Es lo mismo el Cava que el Champagne? ¿Es mejor uno que otro? ¿Sabrías diferenciarlos? Con frecuencia, nos encontramos con personas que se refieren a ambos indistintamente, o con otras que consideran que el Cava no es más que un pariente pobre del más famoso Champagne.

Pero lo cierto es que ni son lo mismo, ni uno es mejor que otro ni el Champagne es, necesariamente, superior al Cava.

Así pues, vamos a ver sus principales diferencias y las similitudes entre ambos, que también las tienen. Comenzaremos con una definición de ambos vinos espumosos.

Qué es el Champagne

Seguramente es el vino espumoso más conocido y valorado en todo el mundo. Se elabora de acuerdo con el método champenoise en la región de Champagne, situada al nordeste de Francia, a 150 kilómetros de París. Una comarca con una larga tradición vinícola, integrada por 319 municipios, una de las tierras que tiene el precio del terreno más caro. 

Este vino espumoso está protegido con la Denominación de Origen Controlada AOC Champagne. Su elaboración se realiza exclusivamente con uvas que proceden de las 34 000 hectáreas de viñedos que están bajo dicha denominación de origen. Es decir, que su origen es francés.

Qué es el Cava

El Cava es otro de los vinos espumosos que cuenta con mayor aceptación y reconocimiento. El método que se sigue para su elaboración es el tradicional, el mismo que se utiliza con el Champagne. Este espumoso está amparado por la Denominación de Origen Cava.

La región que comprende esta denominación de origen se extiende sobre más de 33 000 hectáreas, y cuenta con 160 municipios que se concentran, sobre todo, en la zona de la comarca del Penedès, en el nordeste de España. No obstante, también se producen Cavas con la misma denominación en otras zonas de España. Por lo tanto, su origen es español.

Hechas las definiciones, se han puesto de manifiesto ya varias diferencias que vamos a intentar concretar a continuación.

¿Cuáles son las tres diferencias que distinguen el Cava del Champagne?

  1. Denominación de Origen

    La primera diferencia que podemos trazar entre ambos vinos espumosos ya se ha puesto de relieve. Solo el Champagne que proviene de la región del mismo nombre puede denominarse así. Algo parecido ocurre con el Cava, aunque en este caso su elaboración se reparten en viñedos de varias comunidades autónomas españolas: sobre todo Cataluña, pero también La Rioja, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Aragón.

  2. Tipos de uva

    Las diferencias de sabor entre el Cava y el Champagne se explican por las uvas que se utilizan en su elaboración. Las principales variedades de uva que se usan para producir el 99% del Champagne son Pinot Noir, Pinot Meunier y Chardonnay, las dos primeras tintas y la última, blanca.  Por su parte, el Cava emplea normalmente las siguientes variedades de uvas: Parellada, Xarel·lo, Macabeo (tambien llamada Viura en La Rioja) y Chardonnay. Las variedades permitidas en uva negra, que normalmente se utilizan para fabricar rosados y espumoso blancos elaborados a partir de uva tinta, son la Garnacha tinta, el Trepat, la Pinot Noir y Monastrell, aunque la utilización de esta última es muy residual.

  3. Entorno, clima y suelo

    Este es un factor que afecta a la uva. Si observamos la comarca del Penedés, donde se fabrica la mayor parte de cavas, encontramos un típico clima mediterráneo: a grandes rasgos, inviernos templados y lluviosos  y veranos secos y calurosos. Es decir, un clima de carácter moderado. No encontramos las mismas condiciones en la región de Champagne, que presenta un clima continental con mayores contrastes térmicos entre inviernos y veranos.

Se pueden establecer otras diferencias menos sustanciales entre ambos espumosos. Por ejemplo, el precio, que suele ser más alto en el caso del Champagne. Sin embargo, en cuanto a su volumen de exportación, están bastante igualados aunque el Cava ha superado al Champagne en los últimos años.

Si quieres introducirte en el mundo de los vinos espumosos, nada mejor que este curso online impartido por Lucía Viz, una auténtica experta en la materia. Ni más ni menos que 30 lecciones componen el curso “Vinos Espumosos”, con el que podrás comprender los procesos de elaboración, sus principales características, y la cata de muchos de ellos: Cava, Champagne, Prosecco, Sekt, Crémant, Corpinnat, Asti, etc.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *