¿Qué paella (paellera) te conviene?

Qué paellera es mejor

La paella desde siempre ha sido considerada un símbolo de interacción social, alegría y festejo. Prepararla se convierte en todo un espectáculo, y como cocineros estamos en la búsqueda de los mejores utensilios para sacar lo mejor de nuestras recetas.

Paella de hierro

Acá diferenciamos las que son de acero pulido y hierro fundido, pues a ambas se les llaman «de hierro».

En el primer caso tenemos paellas robustas en tonalidades plateadas. Probablemente las más empleadas por ser las tradicionales y de precio bastante económico.

Las paellas de hierro fundido son de color negro y guardan muy bien el calor, muy similares a las skillet. Son mucho más pesadas y costosas, por ello no las encontramos en diámetros grandes.

Paella de acero inoxidable

Son de acabado brillante, resistentes, duraderas, no porosas e inertes. Su mantenimiento es mínimo y son aptas para cocinar tanto en leña como en gas.

Paella esmaltada

Cada vez está ganando más popularidad debido a su fácil mantenimiento. Cuentan con un revestimiento de esmalte vitrificado que recubre su cuerpo de acero pulido, evitando la oxidación. Son aptas para gas, leña y horno.

Paella antiadherentes

Como su nombre lo indica, impide que los alimentos queden pegados a la paella. La gran ventaja que ofrecen es que se puede reducir una considerable cantidad de aceite, perfecto para quienes padecen de problemas de salud relacionados a las grasas.

Las desventajas vendrían a ser similares a las sartenes antiadherentes. Con el tiempo tienden a desgastarse y, en algunos modelos, se les dificulta llegar a temperaturas altas. 

Su recubrimiento suele ser de Xylan, un fluoropolímero. A pesar de su practicidad, no es muy común verlo a la venta.

¿Qué cuidados necesitan? ¿Debo curarlas?

Si tu paella es de acero inoxidable no necesita muchos cuidados. Límpiala como acostumbras hacerlo con tus ollas.  

La limpieza para una paella esmaltada o antiadherente es muy sencilla. Lávala a mano. Utiliza esponjas suaves y lavavajillas no abrasivos para evitar que se dañe. 

Si es de hierro (acero pulido o hierro fundido), hay que curarla frotando suavemente con aceite y limpiarla con sal. No utilizar detergentes porque dañan su capa protectora. Además, mantener el menor tiempo posible con humedad porque corre el riesgo de oxidarse. Una vez limpia y seca, aplicar una capa delgada de aceite y calentar para que ingrese a todos sus poros. 

Domina el arte de hacer paellas en casa junto a un maestro arrocero 

Conoce la historia, tips y paellas más representativas. El objetivo es que puedas conocer las diferentes recetas, preparaciones y técnicas para elaborar las mejores paellas, para luego hacer tus propias creaciones.

Conoce el contenido de cada curso haciendo clic sobre ellos:

Cocina Básica en Casa: Paellas

Paellas y Arroces del Mediterráneo

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *