BLOG

¿Sabes cómo utilizar frutos secos en repostería?

frutos secos en repostería

Aprende de los mejores

Los frutos secos en repostería pueden desempeñar un papel muy importante para dar sabores especiales, aportar contrastes, texturas atractivas y valor nutricional a las diferentes preparaciones. Con frecuencia, se usan también como alternativa a las harinas o para incorporar el punto crujiente a la receta.

Cacahuetes, pistachos, avellanas, anacardos, nueces, almendras…, utilizados generalmente en pequeñas cantidades, aportan un toque diferencial a pasteles, helados, turrones, tortas y diferentes postres.

En realidad, la utilización de los frutos secos en cocina es muy variada. Aparte de los postres, se usan para la preparación de salsas, emulsiones, ensaladas, aperitivos, platos tradicionales, etc. Ofrecen un amplio abanico de posibilidades.

Lorena Hidalgo y Josep Armenteros, fundadora de Scoolinary y chef pastelero y asesor gastronómico, respectivamente, suman talento y esfuerzo para ofrecernos el curso onlineCocina Salada y Dulce con Frutos Secos”. A lo largo de sus lecciones dan un giro a las recetas tradicionales y presentan 10 propuestas de lo más variado, dulces y saladas; algunas más tradicionales y otras más vanguardistas, fundamentando en todo momento por qué se selecciona cada ingrediente. ¡Aprende a cocinar con frutos secos de forma creativa! Por ejemplo, con esta lección gratuita que te guía para preparar un sabroso pesto de cacahuete:

Frutos secos, beneficiosos para la salud

Los frutos secos, parte importante de la dieta mediterránea, son aquellos que contienen un porcentaje de agua inferior al 50% en su composición. Nos aportan un sinfín de nutrientes. Son muy ricos en su aporte energético (calorías), proteínas, en oligoelementos, ácidos grasos Omega 3

Entre sus beneficios saludables, destacan el cuidado de la salud cardiovascular, la protección del sistema óseo y muscular, aportan nutrientes para la piel y el cabello, tienen un efecto antioxidante y cuidan de nuestro sistema nervioso. Determinados estudios sostienen que un consumo regular de frutos secos puede reducir el riesgo de cáncer, diabetes, infecciones y otras enfermedades.

¿De qué formas puedes usar los frutos secos en repostería?

Existen varias formas de utilizar frutos secos en la preparación de dulces.

  • Crudos
  • Cocidos
  • Molidos
  • En forma de pasta
  • Tostados

Tostar los frutos secos es una forma de acentuar su sabor.

Algunos de los frutos secos más utilizados en repostería

Almendras: su característico sabor las convierte en uno de los frutos secos más habituales en las recetas de repostería. Podemos saborearlas en pasteles, turrones, mazapanes y otros dulces navideños, bizcochos, magdalenas, huesos de santo, panellets, macaroon, tartas de Santiago, flanes, etc. Existen picos de consumo en relación con este fruto seco como ingrediente de repostería: Semana Santa y Navidades.

Avellanas: otras estrellas de la repostería con frutos secos. Complemento perfecto del chocolate, su presencia es inexcusable acompañando a las cremas untables de cacao, también en bizcochos, mantecados, turrones, determinados bombones, magdalenas, galletas y tortas.

Nueces: uno de los más claros ejemplos del uso de frutos secos en repostería. Se utilizan tanto para platos dulces como salados. Por regla general, se suelen utilizar crudas. Su consumo es mucho más alto en torno a las fechas navideñas, aunque en los últimos tiempos se habla mucho de los beneficios de las nueces para la salud cardiovascular y esto ha animado su consumo el resto de los meses del año. Las encontramos en algunos panes dulces, en brownies, bizcochos, tartas y strudel, ralladas sobre postres o helados…

Cacahuetes: su papel en repostería consiste en potenciar el sabor de los dulces, gracias a su peculiar gusto salado, y aportar textura. Por ejemplo, en pasteles, pralinés, garrapiñadas, turrones, magdalenas, etc.

Anacardos: este fruto procedente de Brasil suele ser utilizado como base en algunos helados de vainilla o chocolate.

Pistachos: es muy relevante su uso en preparaciones reposteras como cocas, bizcochos, pastas y panellets.  También se usan como base para helados y en natillas.

Piñones: debido a su trabajosa recolección, es uno de los frutos secos más caros, pero también se utiliza en repostería para la fabricación de cocas de piñones, postres tradicionales y en la cobertura de los panellets. Es un fruto seco frecuente en la Fiesta de Todos los Santos.

Castañas: se trata de los frutos secos que presentan menos calorías. A menudo los encontramos como ingredientes de tartas, bizcochos, flanes y natillas.

Si tienes interés por el mundo de la repostería, David Gil, fundador de I+Desserts y antiguo jefe de creatividad del restaurante Tickets de Albert Adrià, te da las claves para preparar 13 deliciosas recetas de postres diferentes con los que sorprender. Inscríbete en el curso online “Técnicas y Texturas de Repostería Creativa”.

Y si quieres profundizar en la elaboración de los turrones, el mismo profesor imparte el curso online “Turrones Clásicos y Modernos”, con el que te acerca once recetas de diferentes turrones, clásicas y modernas.

Compartir:

Más populares

Permanece al día de las novedades

Sé el primero en conoces nuestros nuevos cursos